Blog

8. feb., 2017

LOS MÉTODOS: BASES 

Como hemos dejado anotado anteriormente, el término método ha ido perdiendo vigencia dentro del campo de la Didáctica en favor de otros términos que lo engloban o que lo desarrollan, tales como: modelos, estilos y estrategias o técnicas, procedimientos, modos, formas y actividades. 

El origen de la articulación del proceso de intervención didáctica hay que situarlo en Herbart, al establecer los momentos de intervención: claridad, asociación, sistematización y método, que posteriormente se convirtieron en pasos o grados formales, pasando a constituir los fundamentos básicos de la metodología didáctica. Veamos cada uno de esos pasos o grados formales: 

  • Preparación del contexto y del alumno para que éste capte nuevas ideas o realice nuevas tareas.
  • Presentación de la información o de los contenidos para el aprendizaje, a través de la claridad mostrativa o clasificación, que se consigue tras un análisis exhaustivo de lo que se tiene que enseñar, considerando que se ha de mantener, propiciar y aumentar el interés de quien aprende. 
  • Asociación comparativa que va a permitir conectar los elementos objeto de estudio no sólo entre ellos mismos, sino con los anteriormente poseídos. La mejor forma de conseguirlo es por medio de la interacción profesor/alumno (conversación didáctica), que ayuda a organizar "las informaciones en nuevos conceptos a través de un proceso de comparación - contraste (discriminación) y abstracción" (Zabalza,M.A.)
  • Generalización sistemática o momento en el cual los elementos estudiados adquieren coherencia interna en una organización conceptual correcta. 
  • Aplicación conceptual de los nuevos aprendizajes a otras situaciones o problemas en los cuales el discente debe saber desenvolverse o servirse de ellos con fines instructivos o pragmáticos. 

Método, en general, ha venido significando orden, sistematización en el proceder de una acción con intencionalidad manifiesta en el proceso y en la finalidad. La discusión se produce cuando se aplica a un campo complejo como es el educativo. Al respecto surgen muchas preguntas, por ejemplo: ¿Ha de procurarse la didáctica un único método?. ¿ Son igualmente válidos el método científico, el método inductivo, el hipotético / deductivo, los métodos creativos...?. ¿Son igualmente válidos para todos los saberes: matemáticas, lengua, ciencias sociales o naturales...?. ¿Se ajustan de igual modo a todas las edades: infantil, adolescencia, juventud, adultez? 

La respuesta es negativa y plural en la mayor parte de los casos. Esta problemática ha provocado que se haya preferido el término estrategia, como elemento aglutinador y rector de la actividad, ya que es un conjunto de acciones que permite la unidad y la variedad de acción ajustándose y acomodándose a situaciones y finalidades contextualizadas y aun el de procedimiento, entendido como "la particular vía seguida en la aplicación de un método o de una forma de enseñanza" (Titone, R.). 

El método "se define por pretender unos objetivos, adoptar una postura ante el alumno, ante los contenidos, por plantear una forma de comunicación particular, etc." (Gimeno, J.). "Los métodos son acciones concretas de más alto o bajo nivel de abstracción que se nos presentan como síntesis de aspectos de otras dimensiones de los elementos de la estructura didáctica": tales como: objetivos, contenidos, medios, relaciones de comunicación, organización y evaluación... 

A la hora de concretar el modo de actuar en la enseñanza se ponen en juego una serie de elementos, que vienen a erigirse en sus componentes fundamentales: relaciones de comunicación, intuición, actividad, originalidad/creatividad fundamentalmente.