Blog

11. feb., 2017

LOS MÉTODOS: ORIGINALIDAD Y CREATIVIDAD DIDÁCTICAS 

La educación tiene también como misión la de transmitir los saberes culturales con el fin de conservar los conocimientos hasta ese momento conocidos y darlos a conocer a las nuevas generaciones, así como criticar, recrear, avanzar en esos conocimientos, darles nueva vida con el fin de no ser únicamente reproductores y repetidores de los mismos. 

En esa segunda misión están presentes la originalidad y la creatividad. La originalidad es un término amplio. Significa alejarse de lo vulgar, de la copia, de la imitación, de la simple traducción; posee connotaciones de distinto, diverso, diferente, singular, raro, extraño, inusual, propio, innovador, imaginativo, novedoso... 

La creatividad es un término complejo. Producir algo de la nada es la definición del diccionario para la palabra crear, lo cual es humanamente imposible. Se emplea para hacer referencia a invenciones, descubrimientos, teorías no conocidas hasta el momento. En educación, creatividad y originalidad suelen aparecer emparejadas y sinónimas. 

Son conocidos estudios como los de: 

1.Taylor (quien diferencia creatividad expresiva, productiva, inventiva, innovadora y emergente), 

2.Guilford (a quien se le debe el modelo de estructura del conocimiento de tres componentes: contenidos, productos y operaciones y dentro de éstas el pensamiento convergente y el divergente), 

3.Torrance (por sus tests de creatividad), 

4.Getzels y Jackson (por sus estudios entre creatividad y nivel mental) y los más cercanos de Marín o De la Torre

Nos interesa la vertiente didáctica de la creatividad. La estudiaremos desde dos posiciones: como desarrollo y potenciación dentro de la escuela y como capacidad de resolución de problemas. 

En el primer caso, mencionaremos unas condiciones o principios de acción sin los cuales la creatividad seria prácticamente imposible (García Garrido,J.L.): 

- Libertad. Nada más contraproducente que la falta de libertad en la acción o un exceso de directividad para el fomento de la originalidad (útil) y de la creatividad. 

- Autonomía. Supone disponer de una infraestructura mental, conceptual o material y de una utilización responsable. Tampoco es acertado conceder autonomía si no se dispone de modelos o parámetros de acción. El hacer por el hacer no suele conducir a nada positivo. 

- Espontaneidad. La curiosidad, la primera idea debe respetarse, es indicio de interés, de necesidad. Tiempo habrá de "reconducirla", canalizarla. 

- Flexibilidad. Capacidad de acomodación a situaciones, circunstancias espaciales, temporales, personales. Puede hacerse mucho en este campo, desde horarios más abiertos a procesos de individualización y respeto por los ritmos de trabajo. 

- Iniciativa. Respetar la personalidad del alumno permitiendo realizaciones optativas y libres. Fomentar el pensamiento divergente. Presentar problemas con varias soluciones igualmente válidas. Etc. 

- Investigación, tanto básica como aplicada. 

- Prospección, es decir, bien está no planificado, pero debe dejarse un margen para la novedad; cuando menos prever el futuro, pero no con mentalidad de ayer o de hoy, sino con mentalidad abierta. 

- Experimentación. Dar entrada a nuevas experiencias, nuevas realizaciones. Permitir, incluso operar con cosas, con conceptos sin ninguna finalidad apriorística. 

- Orientación. Entendida como apoyo, asesoramiento a los docentes en nuevas experiencias, nuevos métodos o materiales... 

- Auto-perfeccionamiento. Inquietud intelectual, rompimiento de la rutina. 

En el segundo caso, la creatividad como capacidad en la resolución de problemas, mencionaremos que, aun sin pretenderlo, el alumno está continuamente solucionando problemas que se le plantean. Estos pueden resolverse por dos vías: aplicando relaciones ya establecidas en tanto que conocidas, o descubriendo y aplicando relaciones nuevas (insight). 

El siguiente esquema nos muestra las vías para encontrar las soluciones a problemas. 

Grados de solución de un problema 

  • por ensayo y error
  • por el uso de relaciones 
    • Por simple aplicación de las relaciones ya establecidas 
    • Por el descubrimiento de relaciones nuevas para el sujeto 
      • Pensamiento convergente 
      • Pensamiento divergente 

Para terminar señalemos que "la creatividad es un aspecto de la inteligencia: es la inteligencia en cuanto que aporta algo nuevo para el individuo o para la sociedad". "Creemos que toda creatividad (inteligencia) es resolución de problemas, pero no toda resolución de problemas (ciertos niveles de inteligencia) implica creatividad. Tanto la solución por ensayo y error como la solución por aplicación de relaciones establecidas implican inteligencia, pero no creatividad. La creatividad se manifiesta por la resolución de problemas hecha mediante el descubrimiento de relaciones nuevas. Esta actividad mental incluye tanto el pensamiento divergente como el convergente, pues también en este último caso el sujeto descubre nuevas relaciones" (Quintana). 

Hasta aquí hemos querido situar el concepto de método y algunos de sus componentes, partiendo de los pasos o grados formales de la metodología didáctica: Preparación, presentación, asociación comparativa, generalización sistemática y aplicación.

Como "componentes" o variables que articulan el modo de actuar en la enseñanza para que se de el aprendizaje hemos situado la comunicación, la intuición y la actividad

Hemos de insistir en el hecho de que incidir sobre estos componentes o variables es también establecer un modelo didáctico, esto es, un modo de entender el proceso de enseñanza - aprendizaje. Al respecto quizá sea suficiente recordar los modelos que se derivan de considerar el acto didáctico como relación comunicativa (informador, interactivo y retroactivo) o cómo la actividad ha generado modelos como los de descubrimiento, resolución de problemas, proyectos, etc., o los asociados a la “creatividad".

Se trata, en todos los casos, de modelos que surgen de considerar globalmente el proceso de enseñanza y aprendizaje o tomando en consideración algún mecanismo que interviene en ese proceso y que se considera facilitador de dicho proceso. 

Pero existen otras posibilidades. No debemos olvidar que un método se distingue fundamentalmente por el papel que se asigna a alguno de los elementos didácticos presentes en ese proceso de enseñanza y aprendizaje, sobre todo el docente, discente o contenido (aparte de a las relaciones o al propio mecanismo de aprendizaje). 

Como fácilmente puede deducirse, la variedad de resultados es amplia y las posturas que justifican cada método resultante profusas y, en muchos casos, contrapuestas. Suele ser clásico integrar estas variantes en base a considerar como "envolvente" o criterio de clasificación el elemento didáctico tomado como eje del modelo. De este modo se habla de modelos centrados en: 

1.El discente o alumno (modelos individualizados y personalizados

2.El grupo de aprendizaje (modelos socializados

3.El contenido o el proceso de enseñanza y aprendizaje (modelos de
descubrimiento, de investigación, etc.
)

Hay que dejar constancia de que también existen intentos integradores, como el que da lugar a las Modelos Modulares.