16. feb., 2017

Texto

LA ENSEÑANZA PERSONALIZADA 


Nace como reacción contra los formalismos de la mano del movimiento "personalista", del que es, para muchos, su expresión y realización educativa.

En su origen, pues, habría que situar el personalismo filosófico (Mounier), germen a su vez del pedagógico (Stefanini). Aunque también se llega a la enseñanza personalizada desde concepciones socio-politicas, como intento de superar la antinomia individuo-sociedad, por lo que, desde esta perspectiva, seria una reacción superadora de las insuficiencias de la enseñanza individualizada

En nuestro contexto, y desde un planteamiento neo-escolástico, se suele admitir que el movimiento que genera la enseñanza personalizada "es el resultado de la convergencia de tres tipos de preocupaciones fundamentales: la eficacia de la enseñanza, la democratización de la sociedad y de las instituciones escolares y la especial atención a la dignidad humana... y una síntesis de las exigencias de individualización y socialización educativas" (García Hoz). En esa síntesis, la "persona" se erige "como principio consistente de actividad que se manifiesta a través de las notas de singularidad autonomía y apertura”(Martínez Sánchez). 

Estos principios de singularidad, autonomía y apertura son, a su vez, las notas características de la "personalización educativa": 

l. Singularidad que supone individualización de la enseñanza, diagnóstico personal (de las propias posibilidades y limitaciones), considerar el ritmo personal en el desarrollo, flexibilidad en programas y situaciones de aprendizaje, desarrollo de la creatividad... 

2. Autonomía, que supone libertad en la educación (para saber elegir, decidir y aceptar), posibilidades de decisión (elección de contenidos y técnicas de trabajo)... 

3. Apertura, que supone actividad comunicativa, socializadora, concentración del trabajo en las actividades expresivas, formas cooperativas de trabajo escolar, apertura de la institución escolar... 

A pesar de la diversidad de concreciones prácticas, no es una fórmula o método nuevo de enseñanza, sino una realización educativa que busca convertir el proceso de aprendizaje en un elemento de formación personal a través de la acción participativa, presentándose como un camino de fortalecimiento de la persona y de mayor capacitación social. Es "una actitud ante la educación en todos sus aspectos, especialmente en la relación educando-educador..., basada en los principios de individualidad, creatividad, actividad, superación, libertad, responsabilidad, compromiso, comunicación y socialización... siendo su novedad la conjunción y armonización que se hace de los mismos" (Blázquez). 

Al centro educativo, desde la perspectiva de la enseñanza personalizada, se le debe exigir sensibilidad al cambio, apertura, actividad, democracia y participación y el uso de unas técnicas que se podrían agrupar en dos grandes apartados: "uno que comprende las que están en función del sujeto individualmente considerado y otro formado por las técnicas dirigidas a la formación para el entrenamiento en el trabajo en grupos y a las reflexiones en torno a su dinámica..." (Martínez Sánchez). 

Las diferencias entre la Enseñanza Personalizada y la Individualizada podrían establecerse del siguiente modo. 

1. La Enseñanza Individualizada, aunque pensada para las diferencias individuales, se centra en el material de aprendizaje, en la planificación de la actuación discente sobre dicho material... Cada contenido a aprender o cada actividad a realizar ha de ser precedida por la comprobación... 

2. La Enseñanza personalizada se centra en la decisión personal, todo lo demás son notas de cómo alcanzar dicha decisión (Fernández Huerta). 

3. La Enseñanza personalizada recoge técnicas y tácticas tanto de la Enseñanza Individualizada como de la Socializada.