Blog

17. feb., 2017

LOS MODELOS SOCIALIZADOS 

Del mismo modo que existen modelos que toman como referente al alumno considerado en sí mismo o el contenido a transmitir, tal y como hemos visto, hay otros que surgen considerando la perspectiva social o el propio grupo de alumnos, como elementos facilitadores del aprendizaje. 

De este modo, pareciera que el objetivo de estos modelos de enseñanza fuera la integración social o el desarrollo de la capacidad social, pero la mayor parte de ellos lo que hace es tomar como eje de referencia para la consecución de objetivos educativos al grupo de aprendizaje, aunque no olviden la perspectiva anterior, como es lógico.

En general, dan lugar a prácticas educativas que tienden (Nérici) a: 

  • Fortalecer el espíritu del grupo
  • Conseguir que los alumnos coordinen sus esfuerzos con los de todos sus compañeros
  • Conseguir que el alumno "sienta" los objetivos del grupo
  • Conseguir que el alumno aprecie y valore las necesidades colectivas 

Posiblemente en este apartado habría que incluir el análisis del trabajo en grupo y la dinámica de grupos, como estrategias que tienen cabida o subyacen en estos modelos, pero, dado el espacio y que éstos son temas que tienen cabida también en otros ámbitos de estudio, optaremos por resumir los que se han dado en denominar "Modelos socializados de enseñanza". 

  1. Sistema Gary, desarrollado en la ciudad de Gary (Indiana, USA) por Wirt (1908), con la pretensión de insertar la escuela en el medio social. Para ello se abre la escuela a la comunidad y se organiza como si de una ciudad se tratara. El objetivo no es otro que el de preparar a los alumnos para la vida social y profesional. 
  2. Sistema Detroit, con gran paralelismo con el Sistema Gary, es desarrollado por Spain en la ciudad norteamericana de Detroit. La variante esta quizá en que aquí se parte de la organización de los materiales escolares y en la combinación de juego, estudio y trabajo, por más que el objetivo y planteamiento sean los mismos. 
  3. El Plan Jena, desarrollado por Peterson (1924) en una escuela adscrita a la Universidad de Jena. La idea en este caso es hacer funcionar la escuela como si de una familia se tratara, en la que entraban tanto los alumnos, como los profesores o los familiares de los alumnos. A la vez se sustituían las clases por grupos de trabajo, atendiendo tanto a la edad como a sus afinidades.
  4. Muchos autores incluyen en este apartado tanto el Método de Proyectos (que nosotros ya hemos comentado) como las técnicas Cousinet y aun otras modalidades que se podrían entender más como sistemas de organización de los alumnos que de modos de entender el proceso de enseñanza y aprendizaje. Debido a ello y a las razones aducidas hemos optado por indicar solamente estos modelos, con la finalidad de iniciar el tema, que, como fácilmente puede entreverse, es mucho más amplio y complejo que lo que pueda deducirse de la extensión dada a este apartado.