24. feb., 2017

Texto

VISIÓN GENERAL 

El planteamiento general del problema a reflexionar gira en torno a la construcción de significados que los alumnos del último año de su preparación para ser profesores o educadores de todo tipo y los profesores principiantes hacen de su campo profesional, teniendo como eje referencial las prácticas.

La afirmación acerca de que el concepto campo profesional implica una construcción de sentido y de significados, permite abordar la problemática de su constitución desde una perspectiva en la que necesariamente coexisten dimensiones cognitivas y simbólicas y dimensiones sociales, que van mucho más allá de las opiniones o de las simples imágenes o reproducciones de lo que es el campo profesional: las representaciones sociales. 

Según sea la construcción y el sentido consensuado que se haga de este “espacio” arbitrariamente llamado campo profesional, habrá un posicionamiento en el  interior del mismo, favoreciendo una particular anticipación e interpretación de su objeto, de los saberes, estrategias, papeles y escenarios de la profesión y de su ejercicio. 

En el proceso de socialización profesional de la formación inicial, y sobre todo durante el ciclo en el que se desarrollan específicamente las prácticas, hay una variedad de opiniones que le permiten afirmar a diversos autores que es el tópico del curriculum formativo del profesorado que ha generado mayor bibliografía, investigaciones y reuniones científicas en los últimos veinte años. 

Las prácticas ofrecen una gran diversidad de interpretaciones: hay quienes fundamentan que éstas constituyen “un espacio de transición de particular impacto”, una “instancia privilegiada”, un “campo de experiencia destinado al entrenamiento profesional” (Andreozzi) de acceso a los saberes institucionalizados en el campo profesional de pertenencia que favorecen la adquisición de conocimientos, habilidades, destrezas, valores y rutinas de la profesión (Edelstein-Coria,) y hay quienes afirman que las prácticas siguen sufriendo de hipertrofia funcional (Zabalza,) dadas las expectativas que generan en el proceso de socialización profesional. 

Esta breve panorámica permite introducir una visión general del ámbito de referencia de la investigación, a partir de una aproximación de: 

  1. el paradigma del pensamiento del profesor y de sus principales hallazgos y derivaciones
  2. la teoría de las representaciones sociales apoyada sobre dos ejes teóricos: 
  3. el campo profesional 
  4. las prácticas profesionales

En el proceso de la indagación, el análisis y revisión de los aportes y los antecedentes implica la exigencia de reflexión, la exploración de ideas, el nivel de abstracción y el compromiso personal (Tejada,). De tal modo que el proceso no constituye un proceso lineal de revisión sino un verdadero proceso que integra diversos componentes

Según Doyle, paradigma es la “estructura implícita que define los problemas, los métodos y las soluciones legítimas para una comunidad de investigadores...Es una percepción de adecuación compartida, parte de la realidad asumida en la práctica de la investigación, que los investigadores usan tácitamente para formular sus juicios sobre el trabajo en su dominio”.

La revisión de la literatura sobre los antecedentes específicos relacionados con la problemática planteada, nos permite advertir la amplitud, variedad y complejidad de trabajos de investigación que actualmente se desarrollan en relación a los diferentes ejes en los que se implica la presente exposición: representaciones sociales, prácticas, campo profesional.