26. feb., 2017

Texto

DERIVACIONES:

Derivaciones de los hallazgos sobre el programa de pensamiento del profesor: tributos para una toma de posición 

A partir de la atención creciente que se le presta a la importancia de describir y comprender el pensamiento de los docentes para advertir mejor los procesos que ocurren en el aula, se desarrollan una serie de estudios que aportan – además del pensamiento – al conocimiento del profesor y que se basan en los aportes de la psicología cognitiva. 

Los puntos de partida que López Ruiz  destaca como más significativos de esta línea de estudio, y que se toman como supuestos iniciales para esta investigación son entre otros: 

•El profesor como una persona activa, autónoma (Clandinin) y reflexiva (Caldeheard) “que de forma continua procesa información y da sentido a su práctica y que posee un sistema particular de creencias acerca e los procesos de enseñanza y aprendizaje” (López Ruiz) 

•La interrelación entre el pensamiento y la acción del profesor (Slavelson y Stern), en el sentido de los diferentes factores que pueden identificarse en la adopción de decisiones docentes y en la incidencia del pensamiento como guía y orientación de la práctica en el aula. 

•La organización en torno a esquemas de conocimiento (Shavelson) del pensamiento de los profesores. 

• Los esquemas de conocimiento del profesor abarcan el campo de sus creencias y concepciones personales, sus perspectivas (Tabachnick y Zeichner,), sus teorías explícitas e implícitas (Clark y Peterson, Marrero,) acerca de los diferentes aspectos del curriculum, de la enseñanza y de la educación, como un conjunto de principios ideológicos y actitudinales que influyen directamente sobre la toma de decisiones que adopta el profesor en los procesos interactivos (Pérez Gómez,). 

• Los esquemas de conocimiento del profesor también incluyen el campo de las estrategias y procedimientos para la planificación, intervención y evaluación de la enseñanza 

• Los esquemas de conocimiento suelen representarse en el lenguaje y en la mente del profesor a través de imágenes, metáforas y principios prácticos (Clandinin) 

Estos hallazgos que fortalecieron el programa, según el énfasis de los estudios en la cognición de pensamiento del profesor, se perfilaron en dos tendencias: 

  1. las que indagan los mecanismos cognitivos del pensamiento de procesamiento de la información, a partir de averiguar cuáles son los procedimientos y mecanismos mediante los cuales los profesores toman decisiones. 
  2. las que atienden el contenido del pensamiento, es decir los significados construidos por los sujetos, en un enfoque que enfatiza los significados construidos y atribuidos por los profesores. 

A los efectos de esta propuesta, el interés por comprender los procesos de configuración que ponen en juego los profesores próximos a graduarse y los profesores principiantes respecto de lo que constituye su campo profesional, privilegia la línea que atiende los significados construidos y atribuidos por los actores. 

Atender a algunos de los principios que emergen de estos estudios: la interpretación y valoración de la información que los profesores hacen antes, durante y después de la intervención didáctica, y relacionarlos con la dimensión perfectiva que señala Pérez Gómez cuando se refiere al carácter ético que impregna todo el pensamiento del profesor, implica subrayar la incidencia del juicio, de la información previa, de sus creencias y valoraciones en todas las instancias de su actividad profesional. Pero, el problema “aparece cuando los criterios que gobiernan el juicio del profesor son nebulosos e incluso inconscientes, cuando forman parte de una plataforma ideológica implícita que permanece a cubierto de todo análisis, contrastación y reconsideración, cuando se realimenta por vías propias e incontroladas y se reproduce insensible al lenguaje de los hechos o a las razones de la confrontación racional” (Pérez Gómez). 

Los aportes de la Psicología Culturaly de la perspectiva Socio- cultural en esta permitirán -además- situar el surgimiento y el funcionamiento de los procesos psicológicos dentro de los encuentros cotidianos - mediados social y simbólicamente - de las personas en los acontecimientos vividos de su existencia diaria. 

Desde este enfoque de la Psicología Socio- cultural, se tendrá en cuenta una de las contribuciones más superadoras, originales y decisivas en el campo del pensamiento del profesor, relacionada con la mediación: “todas las funciones psíquicas comparten el rasgo de ser mediados, es decir, incluyen en su estructura, como elemento central e indispensable, el empleo del signo como medio esencial de dirección y control del propio proceso” (Vigotsky) que se enraíza con el concepto de acción mediada. 

Para Shweder la Psicología Cultural no es un desprendimiento ni una subdisciplina restaurada de la Psicología. Es una nueva disciplina que permite situar a la cultura en el centro de la Psicología General, en lugar de su periferia, una nueva manera alternativa de pensar la cultura en la mente. 

LA TEORÍA DE LAS REPRESENTACIONES SOCIALES 

La forma como hablan los profesores de lo que hacen nos puede dar claves acerca de cómo organizan su mundo ( Yinger) 

El constructo campo profesional implica una construcción o configuración muy compleja, en la que es necesario comprender los componentes simbólicos y cognitivos, desde las relaciones intersubjetivas, contextualizadas en el proceso 

 

A partir del concepto de mediación, la mente humana está ligada a marcos culturales, institucionales e históricos “en la medida en que éstos son los escenarios que proporcionan las herramientas culturales de las que harían uso los individuos a la hora de poner en marcha sus procesos mentales. Bajo esta perspectiva, los instrumentos de mediación son los portadores de patrones socioculturales y del conocimiento” (Wertsch) 

Para ello, y teniendo en cuenta a Cole, se toma como punto de partida que “la mente es co-construida y distribuida”, que la acción está mediada en el contexto y que el análisis de la construcción de significados se fundamenta en acontecimientos de la vida diaria. 

Esta visión integra lo que Pérez Gómez denomina la “cultura experiencial” y los procesos complejos de construcción de la subjetividad, constituyendo otro de los nodos en los que se posiciona la presenteaportación. 

A partir de los hallazgos mencionados hasta el momento, y fundamentalmente de los aportes derivados de aquellos procesos del pensamiento social, relacionados con la generación de prototipos o patrones básicos que desde el punto de vista simbólico- cognitivo y desde la cultura experiencial tienen una prevalencia sustantiva para esta investigación, se desarrollará el siguiente apartado, referido a las representaciones sociales.