Blog

19. mar., 2017

TRANSFERENCIA DEL APRENDIZAJE 1 

La Transferencia del Aprendizaje es un proceso muy importante para la educación, pues permite que los datos aprendidos en ámbito del conocimiento puedan ser aprovechados en otros. Pero no solamente se busca que la transferencia de conocimientos vaya de una materia a otra. Dicho proceso debe ocurrir también en relación con la vida diaria. De esta manera, Harber y Sullivan (2002, 6) ofrecen una definición de transferencia de aprendizajes que puede servir para conceptualizar esta noción en términos de su aplicabilidad en el campo laboral y no sólo educativo: 

“La garantía de que los conocimientos y las habilidades adquiridas durante una intervención de aprendizaje sean aplicadas en el trabajo. La meta es que los/as alumnos/as transfieran el 100% de sus conocimientos y habilidades nuevos a sus trabajos, lo que daría como resultado un nivel más alto de desempeño y un mejoramiento en la calidad de los servicios en sus respectivos establecimientos” (Harber y Sullivan, 2002, 6)

Es decir, el alumno debe ser capaz de entender (y el maestro debe ser capaz de hacer que entienda) que aprender  los contenidos vistos en la escuela no sirve únicamente para pasar exámenes o sacar buenas calificaciones, sino que todo lo que se ve en la escuela tiene injerencia en la vida real. De lo contrario, sería como si lo que se ve en la escuela no tuviera ninguna justificación de ser estudiado.

Así, de acuerdo con Wenzelburger (www.anuies.mx): "la transferencia ocurre cuando lo que se aprende en una situación facilita (o inhibe) el aprendizaje o desempeño en otras situaciones". De esta manera, una buena transferencia de aprendizajes permite que, por ejemplo,  al conocer las reglas gramaticales del castellano, aprender una lengua parecida, como el italiano, sea un poco más fácil. Pero, por ejemplo también, en el caso de la inhibición, a veces, aprender un idioma extranjero puede dificultar aprender otro más si se confunden o mezclan las normas lingüísticas de cada lengua.

En otras palabras, la transferencia se da cuando "el aprendizaje que tiene lugar en un momento determinado puede facilitar el aprendizaje en otro momento si, en el proceso, el individuo aprende cómo aprender" (Ormrod, 2005, 413). Así, por ejemplo, aprender cómo se hace una regla de tres permite, no sólo sacar una buena nota al respecto, sino también determinar la cantidad exacta que se descuenta de un producto en, por ejemplo, en una promoción comercial.

Y como se habrá visto, la transferencia y las habilidades metacognitivas son elementos inseparables. Uno no existe, o no funciona, o no sirve sin el otro. Es decir, no sirve de nada reconocer y aprender acerca de las propias capacidades, junto con las posibles deficiencias en una actividad, si no se logra transferir este reconocimiento a diversos momentos y dificultades cotidianas. La metacognición permite que no se tenga que aprender siempre desde cero.

Igual que la metacognición, la transferencia forma parte de la vida diaria, ya que siempre nos encontramos frente a situaciones nuevas y recurrimos al conocimiento y a las habilidades adquiridas con anterioridad para enfrentarnos a ellas. Sin la transferencia, tendríamos siempre que aprender de cero y pasaríamos demasiado tiempo haciendo tanteos por ensayo y error (Ormrod, 2005, 406).

En cuanto dos tareas tienen algo en común, existe la posibilidad de transferir de una situación a otra. Este es el caso de las materias llamadas "de contenido" en relación con la materia Lengua y Pensamiento Crítico. En el momento en que los alumnos deben leer o escribir como tarea o requisito en una asignatura de sus respectivas carreras, la trasferencia de aprendizajes debe permitirles aplicar lo visto en dichas disciplinas.

Pero entonces, ¿qué se transfiere?. De acuerdo con Wenzelburger, es posible transferir todo lo que se aprende. Incluso, esta autora cita niveles o tipos de transferencia; habla de la transferencia día a día como la que ocurre de una clase a otra (caso de LPC con otras asignatura); en una materia para aprender más de la misma materia; transferencia interdisciplinaria de estructuras y principios, o sea, de un área de conocimientos a otra o incluso a la vida real.

La autora citada en el párrafo anterior añade algunos antecedentes acerca de la transferencia de aprendizajes. De entre dichos antecedentes, vale la pena recuperar la reflexión acerca de aquellos en los que se afirmaba, de cierta manera, que la transferencia ocurre de manera automática cuando en el mundo real aparece una situación que hace salir de la memoria el dato o la información aprendida que puede ayudar a solucionar o enfrentar determinado problema o situación específica.