12. abr., 2017

Texto

LA EDUCACIÓN SUPERIOR, HOY (5)

¿EN QUÉ QUEDARÁ EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR?

En 2009 se hizo público un Documento de Trabajo (Bruselas, 24.11.2009 COM (2009) 647 final) que contiene una consulta sobre la FUTURA ESTRATEGIA UE 2020.

En ese documento se analiza el hecho de que “Europa atraviesa una época de profunda transformación”, cuestión que, por obvia, no comentaremos , antes de defender que es preciso “ser conscientes de las limitaciones y hacer frente a los nuevos desafíos”.

Una vez realizada esa lógica y acertada composición de lugar, se vuelve sobre las prioridades clave para la estrategia UE 2020, de la que quisiéramos seleccionar algunas para el análisis que intentamos:

“La Comisión considera que los factores clave de la estrategia UE 2020 deben ser temáticos y centrarse en las siguientes prioridades:

  1. Crear valor basando el crecimiento en el conocimiento. En un mundo en el que la innovación, tanto en los productos como en los procesos, marca la diferencia, se reforzarán las oportunidades y la cohesión social, aprovechando el potencial que encierran la educación, la investigación y la economía digital.
  2. Potenciar el papel de los ciudadanos en sociedades inclusivas. La adquisición de nuevas capacidades que estimulen la creatividad y la innovación, el desarrollo del espíritu empresarial y una transición fluida entre diferentes empleos serán elementos cruciales en un mundo que ofrecerá más empleos a cambio de una mayor capacidad de adaptación”.

Respecto a la primera prioridad se señalan la educación, la investigación, la innovación y la creatividad como los factores que marcarán la diferencia en tl futuro. 

Es cierto que la educación es la variable que puede influir con mayor incidencia en la lucha contra la desigualdad y la pobreza. Por otra parte los números (Véase, por ejemplo, el Informe PISA) dicen que esa prioridad está lejos de alcanzarse, de tal modo que sigue habiendo problemas básicos por resolver: abandono, no obtención de las competencias mínimas, desigualdad de género… Y eso sin meternos en el resto de variables (investigación –bajo mínimos en general pero con una situación especialmente grave en España-, innovación y creatividad)

De esta variable nos detendremos después en el nivel universitario, que, en estos momentos es el que tiene mayor compromiso con el cambio propugnado.

La segunda de las prioridades (Potenciar el papel de los ciudadanos en sociedades inclusivas) pasa por una situación especialmente grave debido a la crisis económica, puesto que el riesgo de dejar fuera del sistema a gran número de ciudadanos es palpable y eso todos sabemos que conduce a la exclusión, al rompimiento de la cohesión social. El asunto es tan palpable que no entraremos en mas descripciones al respecto.