22. abr., 2017

Texto

Aprendizajes para el tratamiento de información en la sociedad del conocimiento  (7)

Horejsi y Ray (2004) realizan una interesante identificación y descripción de competencias que en relación con el uso de las TIC es conveniente tener en cuenta en la formación y el desarrollo de la ciudadanía democrática en el tiempo presente. Estas tres competencias genéricas son la de conocimiento y comprensión sobre cómo convertirse en ciudadanos informados, indagación y comunicación, y la de participación y acción responsable

Para estos autores la primera condición para el ejercicio de un papel activo por parte de los ciudadanos pasa por el acceso a la información. Sin él es inviable ejercer los derechos privados y públicos propios y en su caso asumir también obligaciones frente a otros sujetos y el estado. Internet, los bancos de datos y las herramientas para la representación son medios para ese fin; la escuela, el espacio para que los futuros ciudadanos aprendan a acceder a la información, contrastarla y construir conocimiento y opinión ciudadana. 

Las habilidades de indagación buscan fortalecer el pensamiento crítico de los estudiantes, apoyarles en la resolución de problemas y en la reflexión sobre la validez, la veracidad y la oportunidad de la información. Según Horejsi y Ray esta competencia se completa con la posibilidad que ha de tener el ciudadano para comunicarse a través de herramientas y medios tecnológicos. Como herramientas de apoyo a la indagación y la comunicación en la formación proponen las bases de datos, los paquetes integrados, los blogs, las wikis y las Webquests. 

Finalmente el desarrollo de la competencia en participación se vincula con la necesidad del ejercicio de la responsabilidad social por los ciudadanos en el uso de la tecnología. Nociones como las de participación, acción y debate han cambiado a lo largo de los últimos años gracias a la integración de herramientas tecnológicas de simulación de situaciones, por ejemplo, a través de juegos, o medios como blogs, foros, wikis, etc., donde se comparten opiniones y conocimiento. 

De otra parte, tal como hemos comprobado ya, la evolución de la forma de entender la alfabetización en TIC en los últimos años ha dado lugar a propuestas de comprensión y/o acreditación que, desde nuestra perspectiva, tienen un fuerte valor orientativo, principalmente para comprender cómo finalmente acaba integrándose esta alfabetización junto a otras vinculadas a las nuevas tecnologías (audiovisual e informacional o Alfin) en la competencia en TICD. 

Entre las propuestas de certificación de la alfabetización digital destacamos dos: B2i y PISA para secundaria. Esta doble elección se justifica porque ambas abordan el concepto de alfabetización en TIC desde una perspectiva alejada de los modelos de estandarización centrados en los usos técnicos; destacan por una interpretación de la alfabetización digital que contempla la aplicación de las nuevas tecnologías en el proceso de tratamiento de la información y construcción de conocimiento, o sea, una perspectiva cercana a la adoptada en el desarrollo curricular español para la definición y descripción de la competencia en TICD.