Blog

2. may., 2017

HISTORIA DE LA COMUTACIÓN (6): Historia de la computadora, desde el ábaco  hasta el procesamiento en paralelo 

Adelantos en los años cincuenta  

En los años de la década de 1950 dos importantes  descubrimientos de la ingeniería cambiaron la imagen del campo de la  computadora electrónica, desde un campo de hardware rápido pero a menudo inestable hasta uno de fiabilidad relativamente alta y capacidad aún mayor.  Estos descubrimientos fueron: la memoria de centro magnético y el elemento  del circuito transistor.   

Estos nuevos descubrimientos técnicos encontraron  rápidamente su lugar en los nuevos modelos de computadoras digitales; la RAM  aumentó su capacidad de 8.000 a 64.000 palabras en máquinas disponibles  comercialmente a principios de los años sesenta, con tiempos de acceso de 2 o  3 msec. Estas máquinas eran muy caras para comprarse o alquilarse y era  especialmente costoso operarlas debido al precio en aumento de la programación. 

Tales computadoras se encontraban típicamente en centros de  computo grandes -operados por la industria, el gobierno, y los laboratorios  privados- provistos de personal con muchos programadores y personal de  apoyo. Esta situación llevó a modos de operación que habilitan el compartir la alta capacidad disponible; uno de tales modos es el procesamiento por  lotes en el que se preparan problemas y se mantienen listos para su cómputo  en un medio de almacenamiento relativamente barato, como tambores magnéticos, discos magnéticos condensados, o cintas magnéticas.

Cuando la computadora  termina con un problema, típicamente "vierte" el problema entero -el programa y los resultados- en una de estas unidades de  almacenamiento periférico y toma un nuevo problema. Otro modo de uso para máquinas rápidas y poderosas se llama de tiempo compartido. Usando tiempo  compartido la computadora procesa muchos trabajos de espera en una sucesión  tan rápida que cada trabajo progresa tan velozmente como si los otros  trabajos no existieran, dejando así a cada cliente satisfecho. Tales modos de  operación requieren detallados programas "ejecutivos" para asistir  a la administración de las varias tareas.